Consejos para soportar mejor el verano sin aire acondicionado


 

Estamos en pleno verano y el calor aprieta con todas sus fuerzas. Nos falta el aire, sudamos y nuestro cuerpo no puede más. Sin duda es en estos días cuando más echamos en falta el aire acondicionado y no siempre disponemos de el. Pero no desesperes, en El Aire Acondicoinado .com te ofrecemos unos consejos básicos para estar más fresco si no tienes aire acondicionado.

 

Consejos para soportar mejor el verano sin aire acondicionado

 

1.- Cierra puertas y ventanas

Pero no todo el día. Aprovecha las horas de la mañana cuando suele refrescar para ventilar la casa lo suficiente y a partir de media mañana, siempre dependiendo del clima de tu zona, intenta cerrar puertas y ventanas para mantener el interior de la vivienda lo más fresco posible y alejar el sofocante calor que hay en el exterior. A partir de ciertas hora evita abrir las puertas y controla las corrientes de aire, que en algunas zonas puede ser tremendamente caliente.

2.- Aisla las fuentes de calor

Es muy importante mantener frescas las estancias de la casa el mayor tiempo posible, sobre todo los dormitorios. No obstante, hay zonas en las que es imposible no generar calor, como puede ser la cocina o la sala de estar. En la cocina siempre tenemos encendido algún electrodoméstico o estamos preparando la comida y en la sala de estar seguramente tendremos encendia la tele o estaremos varias personas. En esos casos, evita que ese calor pase a otras estancias. Cierra la puerta cuando estés cocinando y si el calor exterior no es muy elevado, intenta ventilar mientras cocinas. Lo más importante es mantener los dormitorios cerrados y aislados de ese calor que estamos generando.

3.- Utiliza ventiladores

Los ventiladores en realidad no enfrían las estancias pero hacen circular el aire que, al hacer que se evapore nuestro sudor, nos da una sensación de frescor. Es muy importante el lugar donde se coloca el ventilador, siempre hay que intentar que el aire caliente salga de la habicación, pero no es mano de santo.

4.- Mantente hidratado

Beber agua es la mejor forma para mantener baja la temperatura de tu cuerpo. Aunque siempre nos apatece una bebida muy fría, esto es contraproducente y es mucho más efectivo una bebida que esté a temperatura ambiente, o como mucho algo fresca. Si bebemos líquidos muy frios, el cuerpo humano debe hacer un esfuerzo extra para mantener los 37 grados a los que debe funcionar, por tanto una bebida excesivamente fría lo que conseguira es que consumamos más energía.

5.- Utiliza ropa ligera

O si lo consideras, no utilices ropa siempre que tu situación te lo permita, es la forma más natural de mantenerte fresco. Lleva ropa de colores claros, utiliza sombreros o gorras para protegerte del sol. En situaciones de exposición directa al sol, lo mejor es taparse de la cabeza a los pies, eso si, con ropas frescas y de algodón.

6.- Vigila lo que comes

Lo que comes támbién puede ayudarte a mantenerte fresco. Disfruta de los helados, pero con moderación, no realices comidas copiosas y disfruta siempre que puedas de una buena ensalada y fruta fresca. Y aquí os contamos el truco del picante. No es un secreto que en muchos paises de zonas cálidas se come habitualmente picante. El picante aumenta la transpiracion del cuerpo haciendo que se evapore y provocando sensación de frescor, además, el picante libera endorfinas que hace que nos sintamos bien y al menos nos olvidemos momentaneamente del calor.

7.- Aprovéchate de las plantas

Una zona llena de plantas siempre será un lugar fresco. Las plantas trepadoras como las hiedras y las enredaderas cubren las paredes y las protegen de sol proporcionando frescor y evitando la subida de la temperatura.