AEFYT a favor del las medidas de ecodiseño del Paquete de Invierno de la Comisión Europea

El documento recoge algunas de las reivindicaciones de la industria del frío ante la incertidumbre que ha vivido el sector.

 

 

 

El conocido como Paquete de Medidas de Invierno o Winter Package, publicado por la Comisión Europea a finales del pasado año, prevé reducir las emisiones de CO2 al menos un 40 por ciento en 2030 a través de tres acciones: fomentar la eficiencia energética, fomentar las energías renovables y situar a los consumidores en el centro de las políticas del mercado de la energía.

El Paquete de Invierno recoge algunas medidas relativas al ecodiseño de equipos de refrigeración y climatización que buscan reforzar las políticas de etiquetado de diseño ecológico y energético. AEFYT, Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías, entre otras organizaciones, había instado a los políticos a tomar medidas para ayudar a la industria europea a contribuir con los objetivos energéticos de la UE a través del despliegue de productos de bajo consumo de energía sin poner en peligro la innovación y la competencia.

Coincidimos en el análisis de que el etiquetado sobre diseño ecológico y energía ha sido exitoso en varios grupos de productos. Hay otros en los que la incertidumbre legislativa ha frenado la toma de decisiones en la industria del frío“, ha dicho Roberto Solsona, presidente de AEFYT. “Por lo tanto, celebramos la publicación de estas medidas que suponen un paso adelante tanto para la industria como para los objetivos de eficiencia energética”, añadió.

El sector también ha pedido eficacia en las medidas de diseño ecológico basada en una metodología clara y transparente. Sobre los componentes, en particular los incluidos en productos ya cubiertos por los requisitos de diseño ecológico, afirman que no deben ser reguladas.

Por último, la industria del frío considera necesario aplicar medidas para favorecer la absorción por el mercado de los productos de eficiencia energética mediante la sensibilización de los consumidores de productos de eficiencia energética, la vigilancia del mercado y la inspección de los dispositivos instalados que pueden conducir a reemplazos previstos.