Dalkia climatiza Barcelona con una red de energías verdes

Dalkia climatiza Barcelona con una red de energías verdesDentro de un par de años, en la zona franca de Barcelona, junto a l'Hospitalet, los vecinos y trabajadores pondrán especial atención al desempeño de los jardineros de la ciudad. Sus actividades de poda y recogida de residuos, además de biomasa forestal, serán fundamentales en la vida de los ciudadanos porque garantizarán el calor de sus viviendas y empresas. Su calefacción provendrá de una planta de biomasa alimentada con estos restos y que Dalkia construirá como parte de una red llamada Multienergías Barcelona Sur. El reto será garantizar el bienestar de estas personas a partir del aprovechamiento de los recursos y la utilización de energías limpias.


Tal y como explican desde Dalkia, el "ambicioso proyecto trata de la construcción de una red de producción y transporte que proporcionará climatización de frío y calor a una superficie de 1,2 millones de metros cuadrados en el área de La Marina y de l'Hospitalet, así como a las zonas de nuevo crecimiento de Barcelona y su área metropolitana". El objetivo es optimizar los consumos de energía y ampliar el uso de fuentes renovables. El contrato de operación y mantenimiento es a 30 años y la inversión necesaria ascenderá a 69 millones.

Aunque una de las piezas clave del proyecto de Dalkia es la planta de biomasa, otro "elemento innovador es la recuperación del frío residual de la planta de regasificación de Enagás". El frío es un residuo del proceso de convertir el gas natural, que se transporta licuado, al estado gaseoso. Una vez recuperado, se transporta mediante una red de agua a baja temperatura hasta la central energética de la zona franca. En esta central, tendrán un sistema de almacenamiento de hielo para maximizar el aprovechamiento. "Se recoge todo el potencial disponible de este modo en la central, permitiendo recuperar hasta 30 megavatios (MW)", afirman.


Al final, las demandas de climatización se atenderán desde esta central energética de la zona franca, que contará con "calderas de gas para complementar el calor aportado por la biomasa y chillers eléctricos para respaldar al frío de Enagás" y que impulsarán la energía hasta la red de distribución.

Dalkia climatiza Barcelona con una red de energías verdes

Recreación de la fachada suroeste de la central energética de Dalkia


El proyecto se desarrollará "en todo el ámbito territorial correspondiente al área de La Marina y de l'Hospitalet, así como en las zonas de nuevo crecimiento de Barcelona y su área metropolitana". Dalkia conectará "el 85% de los inmuebles previstos en el plano urbanístico del Barrio de la Marina", explicaron.


El desarrollo se divide en tres fases, según los datos de la empresa. En la primera se construirá la central de biomasa, una primera central energética y una red local de distribución de calor y frío para poder suministrar a los primeros clientes, proceso que durará hasta 2013.


En una segunda fase se construirá la central energética de la zona franca, la red completa de distribución, la planta de recuperación de frío y la red de transporte del frío residual. En la tercera fase, que no comenzará hasta después de 2014, se iniciará la expansión de la red a nuevas zonas de l'Hospitalet de Llobregat y la Zona Franca. Además de estas instalaciones, la red contará con placas fotovoltaicas en el techo, sistemas de refrigeración mediante hielo y agua y un "diseño arquitectónico novedoso y representativo de las energías renovables".

Con este proyecto, se prevé reducir cada año el consumo de energías fósiles en 67.000 megavatios/hora (MWh), lo que equivale "al consumo de una ciudad de 60.000 habitantes y a 13.400 toneladas de emisiones de CO2 evitadas", dijeron.