Eurofred supera la segunda fase del registro de huella de carbono del MAGRAMA

 

La compañía recibe la certificación “Compenso” en el registro de huella de Carbono del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. El objetivo de Eurofred es superar la tercera fase: “Reduzco”, para lo que deberá demostrar la reducción de emisiones que realizará en los próximos 4 ejercicios.

 

 

 

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, MAGRAMA, ha concedido a Eurofred la certificación de huella de carbono como empresa que Compensa. El sello del MAGRAMA contempla tres fases en la estrategia de reducción de la huella de carbono: Calculo, Compenso y Reduzco. A principios de año Eurofred cumplimentó la primera fase, “Calculo”, y ahora el MAGRAMA le ha concedido la certificación de la segunda fase: “Compenso”.

El objetivo de Eurofred es superar la tercera fase: “Reduzco”, para lo que deberá demostrar la reducción de emisiones que realizará en los próximo 4 años, y está trabajando para hacerla retroactiva. En España solamente hay 2 empresas certificadas con las tres fases, ninguna de ellas del sector en el que desarrolla su actividad Eurofred: climatización doméstica, comercial e industrial, calefacción y horeca y con compensación 100% de emisiones ninguna, de manera que Eurofred sería la primera empresa en lograrlo. Dentro de esta estrategia de eficiencia, en 2015 Eurofred plantó 16.000 árboles para reforestar 30.000m2 de bosque quemado y tiene previsto continuar con las plantaciones para compensar su huella de carbono emitida a la atmósfera en 2015.

Eurofred

El sello

El Sello del MAGRAMA, en sus diferentes categorías, reconoce el compromiso con la eficiencia y el medio ambiente de empresas e instituciones. La inclusión de Eurofred en la primera sección del registro de huella de carbono, “Calculo”, distinguió su esfuerzo por calcular su huella de carbono y su compromiso por reducir sus emisiones. Eurofred emitió durante el año 2014 aproximadamente 500 toneladas de CO2 que han sido compensadas con la plantación de 16.000 semillas de encina y pino en una zona desforestada y afectada por los incendios en la montaña de Montserrat (Barcelona).

Los trabajos de replantación se realizaron por trabajadores de la zona y por personas en riesgo de exclusión social. Con ello, los árboles absorberán el dióxido de carbono, retirando el exceso de CO2. En total, el impacto medioambiental que Eurofred logró en la zona con este proyecto fue de 30.000 m2 de superficie forestal recuperada, una compensación que ha sido reconocida ahora con su inclusión en la segunda sección, “Compenso”, del registro del MAGRAMA.