La Agencia Extremeña de la Energía anima a usar la biomasa en el hogar

La Agencia Extremeña de la Energía ha animado hoy a las empresas de servicios energéticos a que fomenten el uso de la biomasa como fuente de energía térmica para agua caliente sanitaria, calefacción y climatización en edificios.

Para ello, ha recomendado usar el programa "Biomcasa", del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), que ofrece al cliente unas condiciones muy ventajosas, según ha informado la agencia en un comunicado remitido a Efe.

A su juicio, la biomasa tiene el mayor potencial para uso térmico de todas las energías renovables y es la fuente más versátil para sustituir a los combustibles fósiles

Mientras que el precio de los combustibles convencionales se incrementa año tras año, el de la biomasa, ha resaltado, es "sensiblemente inferior, se estabiliza o tiende a bajar".

La biomasa para uso térmico genera 135 empleos por cada 10.000 habitantes, según la agencia extremeña, que ha indicado que en la región, con los residuos agrícolas y forestales, hay potencial para cubrir cuatro veces las necesidades de calefacción y agua caliente sanitaria de la población actual.

Con el programa "Biomcasa", el cliente no paga nada hasta que la instalación le da servicio, momento a partir del cual, y hasta un máximo de 10 años, es facturado según la energía térmica consumida, con, al menos, un 10% de ahorro de coste con respecto de la factura de combustible fósil sustituido (gasóleo o gas natural), incluido el coste de la instalación.

Una vez amortizada la inversión, en cinco años, los ahorros suponen entre 30-40% respecto a un combustible convencional.

Es decir, según las mismas fuentes, el usuario -que obtiene un ahorro garantizado de al menos un 10% sin necesidad de realizar ninguna inversión ni asumir los costes de aprovisionamiento de combustibles y de mantenimiento- se convierte en propietario de las instalaciones a los diez años de su puesta en marcha sin tener que hacer un desembolso adicional.