La bomba de calor, tema clave en Chillventa 2008

Subidas del precio del petróleo, escasez de materias primas, cambio climático: no es de extrañar que las energías renovables estén hoy en boca de todos. Y entre estas tecnologías, la bomba de calor está registrando actualmente enormes tasas de crecimiento en toda Europa. La NürnbergMesse ha reconocido esta tendencia y ha creado para el sector Chillventa Nürberg 2008, un certamen en el que la tecnología de bombas de calor representa uno de los principales pilares junto a la técnica de refrigeración, climatización y ventilación.

Aunque la ventas en bombas de calor para calefacción se han duplicado en países como Alemania o en Francia, con incrementos del 50 %; y han aumentado considerablemente en países como Austria, en un 45 %; Suiza, en un del 30 %; y Suecia, en un 20 %; y aunque la industria de bombas de calor está mejor preparada que hace unos años y los instaladores, sigue existiendo en el sector una cierta preocupación por las dificultades que radican en el intercambio y la transferencia de conocimientos entre todos los que forman parte de esta cadena, desde el consumidor hasta el fabricante, un requisito indispensable para que esta tecnología siga teniendo éxito en el futuro.

La NürnbergMesse quiere contribuir a esta causa haciendo de las bombas de calor uno de los temas principales de Chillventa, como revela el subtítulo de este evento del sector que tendrá lugar por primera vez del 15 al 17 de octubre de 2008 en Núremberg: Salón Internacional de la Refrigeración, el Aire Acondicionado y la Ventilación y las Bombas de Calor.

Para desarrollar este tema la feria recibe el apoyo, entre otras, de la Asociación Alemana de Productores de Instalaciones Frigoríficas (BIV), Bonn. Y no es ninguna casualidad, porque las bombas de calor encierran un gigantesco potencial para los técnicos del frío. Una de las razones es que los profesionales de las instalaciones sanitarias y calefacción son los que instalan hoy una gran parte de los equipos, porque las bombas de calor – al menos en el Norte de Europa – son utilizadas en primer lugar para calentar agua y para calefacción. No obstante, se precisa de los conocimientos de los técnicos del frío, sobre todo cuando se trata de equipos basados en evaporación directa, en los que el instalador debe intervenir directamente en el circuito de refrigeración. A todo ello se suma la creciente demanda de equipos reversibles que en verano pueden utilizarse para enfriar. Aquí también es obvia la estrecha relación con la técnica del frío.

Fuente: Clima Noticias Digital