La fotocatálisis permite eliminar la legionela de los sistemas de aire acondicionado

Según un reportaje publicado en la revista Ambienta del Ministerio de Medio Ambiente, el fotocatalizador UBE es una 'alternativa eficaz' aplicable al tratamiento de torres de refrigeración, condensadores evaporativos, humectadores, control climático por micro-nebulización y otros sistemas de climatización basados en la recirculación o dispersión del agua. Frente a la legionela, el catalizador 'minimiza el riesgo de legionelosis derivado de la emisión accidental de aerosoles al ambiente', según el artículo, que cita informes científicos que lo califican de 'un 150% más eficaz que una concentración de cloro de 2 ppm (partículas por millón) -elevadísima y muy corrosiva-'. Además, 'ni requiere ni genera sustancias químicas de ningún tipo y es eficaz contra contaminantes como dioxinas, bisfenol y la mayoría de los compuestos orgánicos'. Tampoco genera ni niones ni vetales pesados y mantiene inalterada la conductividad eléctrica del agua y no modifica el equilibrio de sales y aditivos inorgánicos. 'Es inocuo para la salud, minimiza la corrosión, es sencillo de instalar y mantener, respeta el medio ambiente y exige un mínimo consumo energético', según el artículo. Su funcionamiento se basa en la fotocatálisis heterogénea, que actúa rompiendo las cadenas de proteínas, por lo que destruye la legionela y cualquier otro microorganismo vivo en el interior del equipo de refrigeración desnaturalizando su ADN y destruyendo otras estructuras celulares, de modo que impide la regeneración y la creación de resistencias muy comunes en otros tratamientos. Funciona instantáneamente al paso del agua por el equipo y todas las reacciones se producen a escala nanométrica en la superficie de una fibra de sílice puro que fija el dióxido de titanio, que es activado por la radiación emitida por una lámpara especial. La fotocatálisis se investiga desde hace 30 años y durante su anterior fase de investigación en España, este sistema fue evaluado con 'resultados excepcionalmente satisfactorios' por el Instituto de Catálisis y Petroleoquímica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), por el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Agua (CIDTA) de la Universidad de Salamanca y por el grupo de fotoquímica heterogénea del departamento de Química de la Universidad Politécnica de Valencia. Fuente: Terra