Los consumidores demandan sistemas de climatización eficientes

Según un estudio de mercado llevado a cabo en España por Uponor, multinacional de origen finlandés experta en climatización invisible para el hogar, los usuarios exigen cada vez más soluciones de climatización de calidad, que ahorren energía y aporten confort, estando incluso dispuestos a pagar más por ello.

Del total de los encuestados en el estudio, el 100% dispone de calefacción en su vivienda, mientras que el 49% posee un sistema de refrigeración. Para calefacción, lo más utilizado son los radiadores (57%), mientras que en refrigeración es el split (35%).

El 88% de los encuestados estima que el ahorro energético es el aspecto más importante. De hecho, 3 de cada 10 entrevistados está poco o nada satisfecho con el ahorro energético de su sistema actual y piden soluciones de ahorro energético que redunden en sus facturas y presupuesto familiar.

En este sentido, Uponor señala que las viviendas con sistemas de climatización más limpios y eficientes, es la climatización invisible, pueden ofrecer un ahorro energético medio de entre el 25 y el 27%, lo cual, en términos económicos supone un ahorro anual cercano a los 300 Euros. Además, contribuye a una reducción de emisiones de CO2 de entre un 25 y un 27%.

La climatización invisible es un sistema que está formado por circuitos de tuberías, que se integran en las viviendas por debajo del suelo y a través de las cuales circula agua, transmitiendo frío /calor, en función de la época del año y a gusto del usuario, que puede regular la temperatura de cada estancia de forma independiente.

La mejor temperatura

Uponor también señala que el estudio ha puesto de relieve el desconocimiento que existe en cuanto al ahorro energético que supone tener una temperatura adecuada en la vivienda.

Así, mientras que la mayoría de los encuestados la sitúa entre los 20-22ºC todo el año, la multinacional aconseja fijar una temperatura de 25º en verano, y añade que una diferencia de temperatura con el exterior superior a los 12º es perjudicial para la salud. Recuerda, además, que cada grado que disminuye la temperatura se consume un 8% más de energía..

En invierno, la temperatura ideal podría situarse en 20-22º, por las mismas razones: para no derrochar energía de forma innecesaria y tener unas condiciones de temperatura óptimas, sin diferencias bruscas entre el interior y el exterior.

El estudio, elaborado por Research Internacional para la multinacional, se ha realizado en toda la Península y Baleares, entre una muestra de población de 25 a 70 años con intención de cambiar su vivienda o renovarla en un plazo máximo de dos años.

Fuente: Energias Renovables