Plan renove para la climatización gallega

El director del Instituto Enerxético de Galicia (Inega), Eliseo Diéguez, presentó este sábado el Plan Renove de Equipos de Climatización que destinará un millón de euros a la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas en unas 1.400 viviendas y edificios.

Con esta medida se busca sustituir equipos convencionales por equipos de alto rendimiento energético de clase A. Así, se espera un ahorro energético de 9.566 MWh anuales, lo que supondrá 0,6 millones de euros. Junto a esto, se evitará la emisión de 1.527 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera.

De esta manera, entre las actuaciones que optan a subvención se encuentran los equipos de aire acondicionado y las bombas de calor con una ayuda de 150 euros por kilovatio, así como las calderas de condensación con 45 euros por kilovatio. El límite de las ayudas se sitúa en el 30 por ciento de los precios de tarifa de los equipos, los cuales deben tener una potencia entre los 5 y los 70 kilovatios.

El plazo de adhesión de los instaladores a la campaña tendrá lugar desde el 28 de diciembre hasta el 14 de febrero, mientras que el plazo de solicitudes de ayuda se abrirá desde el 1 marzo hasta el 30 de junio de 2010. Así, se espera que más de 200 instaladores formen parte del plan.

Por otra parte, Eliseo Diéguez presentó diversas aplicaciones que se pueden visualizar en la web del Inega para que los ciudadanos puedan conocer el consumo energético de su hogar y las posibilidades de ahorro. Actualmente, la distribución energética en un hogar gallego se encuentra copada por la calefacción que supone un 43 por ciento del total, seguido del agua caliente (20%) y los electrodomésticos (17%).

Asimismo, mediante una serie de parámetros se podrá comprobar entre otras cosas, la eficiencia de cada uno de los electrodomésticos de la casa, el periodo de amortización de los mismos y el impacto ambiental. Estos datos se pueden extrapolar al caso global gallego, lo que supondría, según explicó Diéguez, que si cada hogar cambiase una lavadora de clase D por una de clase A, el ahorro anual en Galicia sería de 18 millones de euros.

En cuanto a la iluminación, la aplicación permite analizar el estado del consumo de cada casa y comprobar que las lámparas fluorescentes de bajo consumo son las más eficientes, de hecho, si cada hogar gallego emplease este tipo de lámpara "habría un ahorro anual de 105 millones de euros", subrayó Diéguez.

Finalmente, el director del Inega reflexionó sobre el "consumo oculto" que se produce cuando los electrodomésticos se encuentra en estado de 'stand by'. Para evitar esta circunstancia, recomendó el uso de regletas que puedan apagarse y desenchufar así cómodamente los aparatos que no se estén empleando. En el caso de que este consumo no se produjese, Galicia ahorraría una media de 35 millones anuales.