Ventajas y desventajas del aire acondicionado portátil

Cuando hablamos de aire acondicionado por lo general pensamos en el más común, que es el de tipo split de pared, o quizás en el de conductos que es muy habitual en las oficinas y en muchos comercios. Pero existe un tipo de aire acondicionado, más reducido y compacto que nos puede ayudar en momentos de gran necesidad. Nos referimos a los equipos compactos o aire acondicionado portátil. Estos equipos los asociamos a los pequeños aparatos de aire acondicionado que vemos en muchas películas de los años 60 y 70 en las ventanas de las oficinas, o más actualmente a esos pequeños “pingüinos” con ruedas y un tubo que sacamos por las ventanas.

¿Qué es un aire acondicionado portátil?

Un equipo de aire acondicionado portátil, es aquel que aúna en un solo aparato las dos partes que normalmente están separadas, el compresor que habitualmente se encuentra en el exterior de la vivienda, y el evaporador que por lo general se encuentra en el interior. El aire acondicionado portátil es un aparato que tiene un similar funcionamiento al de otro aparato de aire cualquiera, sea de coche, de casa o el de oficina. Aquí lo compararemos con el típico equipo de una vivienda. La diferencia entre estos dos aparatos consiste básicamente en la ubicación del compresor. Mientras uno lo tiene fuera el otro lo tiene dentro y unido físicamente al evaporador.

Diagrama frío - calor

Fuente: Wikipedia

Aunque el funcionamiento en si, es el mismo, que con otros tipos de aires acondicionados. Es decir, existe un compresor que comprime el gas refrigerante, convirtiéndolo en estado líquido y aumentando así, su temperatura. Posteriormente dicho líquido es impulsado hacia el condensador, que es básicamente un “radiador”, donde el liquido es sub-enfriado expulsando aire caliente por el mencionado “radiador”, y consiguiendo una mezcla de líquido y gas a baja temperatura. Esta mezcla liquido-gas es conducida hacia la válvula de expansión donde se produce una bajada de presión y de temperatura, y continua su camino hacia el evaporador, que es como otro “radiador”. En este, el liquido-gas se calienta robando calor de la estancia y enfriando el aire que pasa por él.

¿Desde cuándo existen aires acondicionados?

Desde tiempos de los egipcios ya utilizan sistemas y métodos para reducir el calor. Básicamente se utilizaba en el palacio del faraón, cuyas paredes estaban formadas por enormes bloques de piedra. Durante la noche, esclavos desmantelaban las paredes y acarreaban las piedras al desierto, donde las piedras se enfriaban notablemente. Antes del amanecer, volvían a poner las piedras en su sitio. Con esta operación, se estima que el faraón disfrutaba de temperaturas alrededor de los 26° C, mientras que en el exterior del palacio el calor subía hasta casi el doble.

En 1842, Lord Kelvin inventó el principio del aire acondicionado. Con el objetivo de conseguir un ambiente agradable y sano, el científico creó un circuito frigorífico hermético basado en la absorción del calor a través de un gas refrigerante.

En nuestro país, el primer sistema de climatización que se instaló fue en el Congreso de los Diputados y se instaló en los años 30, era muy rudimentario, pero efectivo. En la actualidad la industria de la climatización facturó en nuestro país más de 657 millones de Euros en el año 2017 en equipos de aire acondicionado en el sector Residencial/Doméstico, un 17,26% más que en el año anterior (según datos de AFEC – Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización). Aunque en estas cifras están incluidas todas las categorías de aires acondicionados, tanto los splits, como los de conductos y los portátiles. Estos últimos se han comercializado casi desde el principio, y seguirán existiendo, por los beneficios que aportan al consumidor.

Beneficios del aire acondicionado portátil

El aire acondicionado portátil nos aporta muchos beneficios y es uno de los motivos de su desarrollo en el mercado y que algunas firmas sigan apostando por su comercialización. Por ello, queremos decirte los 3 beneficios principales que nos puede aportar decantarnos por la compra de un aire acondicionado portátil para nuestra casa:

  1. Tamaño reducido: no suelen pesar más de 40 kg, e incluso hay algunos modelos que no superan el par de kilos.
  2. Instalación sencilla: pueden ir acoplados a una ventana, o conectados con el exterior mediante un tubo, para ventilar la parte del condensador. Además, por regla general, son fácilmente trasladables a otras estancias, con lo que el usuario gana en versatilidad a la hora de utilizar una habitación u otra, únicamente desplazando el equipo de aire acondicionado portátil. Y aún resulta mucho más fácil con los equipos “air cooler”, ya que no precisan de esta conexión con el exterior disipar el calor de su parte “condensadora”.
  3. Económicos: al ser equipos pensados para estancias reducidas y al no precisar de una instalación por un profesional homologado, sus precios también son menores. Aún así, debemos tener en cuenta que su eficiencia no es comparable con los sistemas de climatización tradicionales.

Ventajas de los aires acondicionados portátiles

  • Son equipos pensados para pequeños espacios y que no requieren instalación o esta es muy sencilla. Ello repercute en su precio, y en el coste de su instalación en nuestras viviendas.
  • El aire acondicionado portátil, como su nombre indica, están pensados para moverse con relativa facilidad. Los de ventana que se comercializaban inicialmente se pensaron para tener una instalación fácil y sin tuberías de conexión en los grandes edificios de oficinas. Hoy en día se diseñan para poderlos mover con facilidad de una habitación a otra, incluyendo muchos modelos ruedas.
  • Ya que están pensados para cambiarlos de ubicación con facilidad, los fabricantes buscan que sean lo más pequeños y ligeros posibles.
  • Incorporan una función de deshumidificación que es muy aprovechada en invierno, para eliminar la humedad de habitaciones. Aunque no calentarla.

Desventajas del aire acondicionado portátil

  • Existen algunos equipos en los que el aire que circula por el compresor que se puede sacar por la ventana, pero normalmente solo es un tubo que expulsa el aire caliente hacia fuera. La idea es que no podemos solo enfriar el aire dentro de la habitación, si algo se enfría existe otra cosa que se calienta. Por motivo necesitamos ese tubo que sacamos por la ventana que nos expulsara aire caliente de nuestra habitación.
  • Son equipos con unas prestaciones menores que los equipos partidos, sean split, multi-split, conductos u otros. Lo que se traduce en un menor confort.
  • Estos equipos tienen una eficiencia baja, comparándolos con los sistemas partidos. Ya que se ha primado la comodidad para su instalación o movimiento, y su ventilación en el exterior para disipar el calor interior es mínima.
  • En la mayoría de los casos no se pueden utilizar como sistema de calefacción de invierno. Ya que no tienen la función de bomba de calor que si tienen los otros sistemas. Y los que incorporan esta función es con Resistencia eléctrica que aumenta el consumo de electricidad.

Ofrecido por: Hogarsense