500 niños de Sevilla acuden en bañador a clase para reclamar climatización en las aulas

Medio millar de niños, alumnos de colegios de Sevilla capital y su provincia, acompañados de padres y familiares, han acudido el pasado viernes a sus clases en bañador o ropa de playa, como una medida de protesta para pedir que las aulas en las que estudian se climaticen.

Se trata de una idea puesta en marcha por el colectivo sevillano Escuelas de calor, formado por asociaciones de padres de alumnos de medio centenar de colegios, que propusieron secundar una medida de presión para alertar de que "los colegios son los únicos edificios públicos que no están climatizados, algo que no es concebible en una sociedad moderna".

Así lo ha explicado el portavoz de la AMPA del colegio Manuel Castro de Villanueva del Ariscal, Manuel León, que se ha felicitado del éxito de la movilización, la primera que se ha convocado, con la ayuda de padres y alumnos de todos los rincones de la provincia sevillana.

Los niños no se han limitado a entrar en clase con la ropa de baño o veraniega, sino que han participado en concentraciones a las puertas de los centros junto con sus familiares, con pancartas en las que se podían leer lemas como "La letra con calor no entra" o "Queremos aulas, no saunas".

En la movilización realizada en el colegio San Pablo de Sevilla, además, han portado carteles que simulaban un sol en el que estaba sobreimpresionada la temperatura de 35 grados centígrados, similar a la que soportan en las aulas a partir del mes de mayo, cuando comienzan a notarse los picos altos de la primavera y se acerca el verano.

A esta iniciativa se han sumado colegios de varios puntos de la capital, así como de municipios entre los que están Castilleja de la Cuesta, Valencina de la Concepción, Villanueva del Ariscal o Bormujos, con representaciones prácticamente de toda la provincia sevillana.

Bajo el lema 'Queremos estudiar en aulas, no en saunas', la idea se ha desarrollado en un ambiente festivo, mientras que para el próximo 8 de junio habrá una segunda parte de la movilización, con una concentración a partir de las 17:30 horas ante la sede del Parlamento andaluz.

Respuesta de la Junta

Al respecto de esta movilización, la consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Adelaida de la Calle, declaró el mismo viernes, que el aire acondicionado "no es una solución" a las condiciones climáticas de las aulas, y que "no es aconsejable" que en espacios con niños "existan este tipo de instalaciones" que "evidentemente, no son obligatorias".

El aire acondicionado, en este sentido, "beneficia pero perjudica" y las directrices europeas y andaluzas apuntan a que, "como medida de salud", no es aconsejable, ha explicado la consejera de Educación.

La Junta está "renovando progresivamente" las instalaciones de su parque de centros escolares propiciando espacios abiertos en sus proyectos constructivos y desarrollando otras medidas como pueden ser "generar espacios de sombras, poner entoldados, o vegetación", ha agregado Adelaida de la Calle.