900.000 euros para el plan renove de climatización gallego

La Consellería de Economía e Industria a través del Instituto Enerxético de Galicia (INEGA) ha puesto en marcha el tercer plan anual para la renovación de equipos de climatización, con un presupuesto de 900.000 euros, que permitirá sustituir más de 1.200 equipos por otros con una características más eficientes.

El plan permitirá subvencionar hasta el 30 por ciento del coste de sustitución de equipos.

El conjunto de la inversión asociada se sitúa, según el responsable del Inega, Eliseo Diéguez García, en el entorno de los tres millones de euros.

La sustitución de los equipos por otros mas eficientes permitirá un ahorro de 143 toneladas equivalentes de petróleo al año, lo que supone que evita la emisión de más de 574 toneladas de CO2 a la atmósfera.

La asignación económica al plan por parte de la Xunta se ha reducido este año con respecto al pasado en 100.000 euros, según el director general del Inega, que recordó que el pasado año del millón de euros del presupuesto total la cifra utilizada en subvenciones fue de 907.000 euros.

El Inega subvencionará el cambio de calderas, equipos de climatización o bombas de calor convencionales de baja eficiencia energética, por calderas de condensación, equipos de aire acondicionado o bombas de alta eficiencia energética.

El director general aseguró que la sustitución de calderas de condensación pueden obtener una subvención máxima de 1.320 euros, mientras que para equipos de aire acondicionado las bombas de calor pueden llegar a los 3.840 euros.

Los beneficiarios del plan podrán solicitar la ayuda a través de los establecimientos adheridos, que realizarán la solicitud de fondos mediante la aplicación web recogida en la página del Inega.

"Sumando los efectos y las cifras que obtenemos con el resto de los planes Renove como el de ventanas o de sustitución de vehículos por otros más eficientes energéticamente, con ayudas 5,9 millones de euros, logramos una inversión asociado de 27,6 millones", afirmó.

También declaró que todos estos planes suponen una disminución de emisiones de 2.540 toneladas de CO2 a la atmósfera, un ahorro en energía primaria de 12.795 megavatios hora, "son cifras importantes, y aunque sea poco a poco, la suma de muchos pocos hace un mucho", concluyó.