Comienza el Plan Renove de aire acondicionado en la Comunidad Valenciana

La Conselleria de Infraestructuras y Transporte, a través de la Agencia Valenciana de la Energía (AVEN), inició ayer miércoles la tercera edición del Plan Renove de Aire Acondicionado, por la que se otorgan ayudas económicas a quienes sustituyen sus equipos por otros de bajo consumo (clasificación energética A).

La AVEN destinará este año un total de 1,2 millones de euros para esta edición que tiene un funcionamiento similar al de los planes renove de electrodomésticos y calderas. La AVEN ofrece ayudas de entre 150 a 500 euros y, al igual que en los otros Planes Renove, los consumidores que adquieran equipos de aire acondicionado de alta eficiencia energética recibirán un descuento en el mismo momento de la compra.

Así lo ha explicado, en declaraciones a los medios, el director general de Energía, Antonio Cejalvo, "gracias a las anteriores ediciones de Plan Renove de Aire Acondicionado ya se han sustituido en la Comunitat Valenciana un total de 11.000 aparatos por otros de menor consumo energético".

Cejalvo ha resaltado que la promoción de la eficiencia energética en todos los sectores de la sociedad "es una de las prioridades de la Conselleria de Infraestructuras y Transporte, con el firme objetivo de disminuir la intensidad energética de la Comunitat Valenciana y actuar en la línea de los compromisos adquiridos, en relación a la disminución de gases de efecto invernadero y el desarrollo de fuentes de energía renovables".

Asimismo, la AVEN ha puesto en funcionamiento una oficina encargada de facilitar toda la información a los ciudadanos sobre la campaña, los comercios adheridos así como los modelos y marcas subvencionables.

Esta iniciativa permitirá renovar el parque de equipos de climatización que cuenten con una mayor antigüedad, lo que contribuirá "a lograr una mayor eficiencia energética, una mejora del confort y una disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero".

Los comercios que participan en esta campaña deben cumplir los compromisos de retirada de los viejos equipos sin coste adicional para el beneficiario y encargar su traslado a una empresa gestora de residuos autorizada para el tratamiento de residuos refrigerantes. Los consumidores podrán beneficiarse de esta iniciativa hasta el 30 de septiembre o hasta agotar la partida presupuestaria.