Controla tu aire acondicionado Samsung con Smart Air Conditioner

Disponible de forma gratuíta tanto para Android como para IOS, la aplicación Smart Air Conditioner nos permite controlar todos los aspectos de nuestro climatizador Samsung.

El manejo de la aplicación es muy sencillo, y es que utiliza los mismos iconos y símbolos que el aparato para que la experiencia de uso sea la misma desde el smartphone. Nada más iniciarla se presenta una pantalla inicial con diferentes botones destinados a conectar con el dispositivo. Así, hay que elegir In-Home si se va a utilizar el terminal como mando a distancia dentro de casa, utilizando la red WiFi, o Out-Home, para hacerlo desde cualquier otro punto a través de 3G. Además, para asegurar que la conexión está establecida, existe otro botón llamado Network settings.

Una vez elegido el modo de conexión se presenta una pantalla con cuatro pestañas. La primera hacer referencia a las principales características del aparato de aire acondicionado así como a la temperatura actual. Tan sólo es necesario deslizar el dedo hacia arriba o hacia abajo por el arco para establecer, esté donde se esté, la temperatura a la que se quiere aclimatar el lugar. Además, desde esta pantalla se puede configurar el modo calor o frio, la velocidad del ventilador o el modo automático.

 

Controla tu aire acondicionado Samsung con Smart Air Conditioner Controla tu aire acondicionado Samsung con Smart Air Conditioner

Controla tu aire acondicionado Samsung con Smart Air Conditioner Controla tu aire acondicionado Samsung con Smart Air Conditioner

 

La siguiente pestaña, Options, permite acceder a ajustes más concretos como activar el balanceo, el modo silencio, y otras cuestiones del aparato. Más interesante es aún la opción de la pestaña Timer o temporizador, que permite crear un plan para activar de forma automática el aparato ciertos días de la semana y las horas que se quiera. Por último existe una pestaña de Ajustes con opciones acerca de la aplicación como los vistos en la pantalla principal.

En definitiva, una buena herramienta para asegurarse de que la casa estará fresca cuando se va a llegar a casa. Ya sea por haber creado un plan, o simplemente por haberlo activado antes de llegar. También resulta útil cuando se ha olvidado de apagar el aparato, pudiéndolo hacer en cualquier momento y desde cualquier lugar.