El plan renove de electrodomésticos en Andalucía termina hoy

El Plan Renove de Electrodomésticos, puesto en marcha por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, cierra hoy el plazo de solicitud de incentivos para cambiar los sistemas de aire acondicionado por otros más eficientes, una medida a la que se han adherido hasta el momento unas 10.600 familias.

Según la información del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) recogida por Europa Press, mediante esta publicación mañana se cierra oficialmente la fase del plan centrada en la climatización, abierta a finales de 2008 para la adhesión de comercios colaboradores y de concesión de incentivos para la adquisición de estos sistemas de alta eficiencia energética.

En este sentido, el plazo para el cambio de electrodomésticos de gama blanca (frigoríficos, congeladores, lavadoras y lavavajillas) de esta tercera edición del Plan Renove ya se cerró el día 29 de junio con 118.395 electrodomésticos sustituidos por otros de clase 'A' o superior, que consumen hasta un 70 por ciento menos de energía, y que han recibido un incentivo total de 10,3 millones de euros.

La Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa incorporó en esta edición del plan la posibilidad de cambiar los equipos de climatización, además de electrodomésticos de gama blanca. En este sentido, desde enero, un total de 10.641 familias se han acogido a este Plan Renove para sustituir su equipo de aire acondicionado por otro más eficiente de clase energética 'A', lo que ha supuesto la concesión de un incentivo global de 2,3 millones de euros.

En la convocatoria 2008-2009, la Consejería de Innovación ha incluido por primera vez ayudas del 25 por ciento sobre su precio para la sustitución de estos sistemas, con un incentivo máximo de 300 euros, incluida la instalación y desmontaje del equipo antiguo, tras entregar su viejo equipo. La Agencia Andaluza de la Energía ha recibido una media de 637 solicitudes semanales para cambiar el aire acondicionado.

De este modo, el cambio de equipos de aire acondicionado, junto con el de electrodomésticos de gama blanca, hacen un global de 129.036 equipos poco eficientes retirados del mercado, lo que ha supuesto un ahorro energético para Andalucía de 25.587.420 kilovatios al año (kW/año), el equivalente al consumo eléctrico anual de más de 5.100 viviendas. Con su retirada se está evitando también la emisión a la atmósfera de 10.434 toneladas de CO2 anuales, como si retiráramos de la circulación 4.500 vehículos.

El electrodoméstico que más se ha cambiado en los hogares andaluces ha sido la lavadora --la segunda consumidora de energía en una vivienda--, con 70.939 aparatos. Le sigue el lavavajillas, con 21.696 unidades, y el frigorífico, con 21.368 solicitudes resueltas. El electrodoméstico menos demandado ha sido el congelador, con 4.392 aparatos sustituidos.