La Junta de Extremadura prepara un Plan Renove para los aparatos de aire acondicionado en 2010

Primero fue el de los coches, después llegó el de los electrodomésticos y, en el primer trimestre, el Plan Renove toca a los aparatos de aire acondicionado. El Gobierno extremeño subvencionará con ayudas directas el cambio de una máquina por otra que resulte menos contaminante y gaste menos energía. Dinero público para lo que se ha dado en denominar eficiencia energética. Entre 100 y 450 euros, posiblemente, y en función de la potencia del aparato en cuestión. La Junta tiene tomada la decisión política de extender el Renove a este subsector, pero aún no ha cerrado todos los detalles. En cualquier caso, salvo cambio de opinión, las ayudas serán efectivas antes de que concluya el primer trimestre del inminente 2010.

La Consejería de Industria y Medio Ambiente está ultimado el decreto que dará forma al plan que busca sustituir progresivamente los equipos de aparatos de aire acondicionado más antiguos y despilfarradores por otros más eficientes. La iniciativa, que desde el Gobierno regional se augura será un éxito, se incluye dentro de la política autonómica de ayudas para medidas de ahorro y eficiencia energética y de desarrollo de todo tipo de energías renovables.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Gobierno central, tiene fijado el catálogo de equipos domésticos acondicionadores de aire hasta 12 kW, con clasificación energética A; esto es, los de mejor eficiencia energética. Ese listado constituye una selección de los aparatos más eficientes en nuestro país.

Mínimo y máximo
Sobre esa base, la Junta marcará las subvenciones a las que podrán acceder cualquier particular, «seguramente siguiendo dos o tres escalas, en función de la potencia del aparato», indican desde la Consejería que dirige José Luis Navarro.

El mínimo de euros que se entregará por el cambio de aparato rondará «seguramente» los 100 euros, insisten desde ese departamento, mientras que la cuantía máxima rondará los 450 euros. La cantidad subvencionable seguirá algunos conceptos como la capacidad frigorífica (o potencia, en kW) o el índice de Eficiencia Energética en Refrigeración (EER). En el caso de que el aparato sea mixto (calor y frío) también se valorará la capacidad calorífica (o potencia, en kW) y el coeficiente de eficiencia energética en calefacción (COP). Si usted, por ejemplo, compra un aparato de aire acondicionado de 2 kW de potencia frigorífica, de sistema tipo partido, debe saber que será más eficiente uno con valor EER 3,4 que otro con valor de EER 3,2. Y eso tendrá su recompensa en forma de ayuda directa para su adquisición. Industria persigue, en definitiva, que los hogares y locales extremeños tengan aparatos de aire acondicionado «con alto rendimiento energético».

El listado del IDAE recoge también los tipos de acondicionadores de aire que pueden encontrarse en esta relación, como los sistemas compactos. Habitualmente expulsan el aire al exterior por el condensador.

Aquí la máxima eficiencia energética la ofrecen los valores de EER superiores a 3,0. Otro es el llamado pingüino o transportable. En ellos, la máxima eficiencia energética la ofrecen los valores de EER superiores a 2,6. Y también están los sistemas partidos o Split, en los que la mejor eficiencia la ofrecen los valores de EER superiores a 3,2.

Por último, también hay sistemas reversibles y no reversibles. Los primeros pueden invertir el ciclo, dando frío o calor (bomba de calor); los segundos sólo dan frío. Estos aparatos están sujetos al sistema de etiquetado energético del Ministerio de Industria que los clasifica de más a menos eficientes, según se marquen con las letras A, B, C, D, E, F, G, siendo la A la mejor y la G la peor.