Consejos para usar eficientemente la calefacción eléctrica

En el siguiente articulo os trataremos de dar unos pequeños y sencillos consejos para que vuestra calefacción sea más eficiente. Y así poder sacarle mayor rendimiento y no consumar tanta energía.

Termostato de radiador eléctrico

Temperatura ideal de la calefacción

Según la la mayoría de los estudios realizados la temperatura ideal para la calefacción de la casa se sitúa entre 19 y 22 ºC.  Además, se recomienda que se baje por la noche a una temperatura entre 18-15 ºC.

Programar la calefacción mediante el termostato

Programar la calefacción mediante un termostato inteligente puedes llegar ahorrar en la factura de electricidad hasta un 25%. Lo aconsejable es ajustar a vuestras necesidades  y programarlo adecuadamente a los horarios habituales que estén en casa. Por ejemplo si llega a trabajar a a las 18:00 programarlo una hora antes para así poder encontrar la casa caliente a su llegada, o cuando se vaya a trabajar que se pague automáticamente.

En el manual del termostato NOBO NCU-2Te  le explicamos como puede programar nuestro termostato de una manera sencilla a la temperatura y a los horarios que más se ajustan a vuestras necesidades.

Elegir la potencia adecuada, mejor sobre dimensionar

Instalar un radiador de mayor dimensión es generalmente mejor que uno de menor dimensión. En el caso de habitaciones con superficies o volúmenes al límite entre un modelo y el otro, aconsejamos de elegir el modelo más potente. Generalmente esta elección no supone mayor consumo eléctrico, pero aumenta la eficiencia del mismo radiador que será en grado de calentar la habitación con mayor “agilidad” y velocidad.

En las habitaciones particularmente grandes, puede también ser ventajoso instalar más elementos de menor potencia, mejor que solo uno muy potente para obtener una mejor distribución del calor.

No cubrir los radiadores

Se recomienda no cubrir los radiadores porque en el caso de los termoconvectores como los radiadores eléctricos NOBO, el aire caliente sale por la parte de arriba y si los cubres evitas que salga el aire caliente y perjudicas a su normal funcionamiento.

Instalación adecuada

Los radiadores deben ser instalados a una altura de cerca 10/20 cm del suelo. De hecho, el aire frío teniendo una densidad mayor de la caliente, tiende a depositarse abajo. El radiador eléctrico calentando el aire frío, es capaz de aumentar la temperatura uniformemente en todo el ambiente.

Radiador de pared

Lo ideal, aconsejamos un radiador debajo de cada ventana para evitar el paso del frío por las mismas.

Aprovechar las horas de sol

Los días de Invierno que hace sol debemos aprovecharlos y manteniendo las persianas subidas de día y bajadas de noche podemos calentar la casa de una manera natural. Y así evitar que se enfrié en exceso la casa y no gastar tanto en calefacción una vez que la encendamos de nuevo.

Habitaciones cerradas cuando no estés en casa

El último de los consejos y no menos importante es que una vez que no se está en casa mantener las habitaciones cerradas, para que  así se mantenga el calor. Además de mantenerlas cerradas si necesitamos cambiar de aire la habitación debemos ventilar la habitación no más de 10 minutos las habitaciones de la casa, para que no se enfrié demasiado la habitación.

En resumidas cuentas con estos sencillos consejos hará que su calefacción sea más eficiente y evitará gastos innecesarios. Y podrá mantener caliente su hogar sin tener que tener todo el tiempo la calefacción encendida.

 

Ofrecido por NOBO