¿Qué papel juega la ventilación en las viviendas?

La calidad del aire es fundamental para nuestro bienestar, bien sea en casa, en el trabajo o en lugares de ocio. Por esta razón es imprescindible contar con sistemas de climatización y ventilación adecuados y que garanticen un bienestar absoluto en la vivienda.

¿Qué papel juega la ventilación en las viviendas?

Una adecuada climatización, junto con una correcta ventilación natural o forzada es fundamental para lograr el bienestar térmico de las personas.

Con ello se consiguen las condiciones interiores de temperatura, humedad y circulación del aire establecidas reglamentariamente, que se considera de salubridad mínima para la habitabilidad de un espacio. Sin embargo, esta debe hacerse de una forma responsable, energéticamente hablando, ya que la climatización representa un 14% de la energía total utilizada en los hogares.

¿Qué entendemos por ventilación en las viviendas?

Podemos definir la ventilación a la renovación del aire del interior de una vivienda, oficina o cualquier edificio mediante extracción o inyección de aire. De esta forma el aire viciado, por la falta de pureza o con una humedad excesiva, es repuesto por aire del exterior que presenta mejores características.

  • La ventilación de la vivienda resuelve una de las funciones vitales principales, como es la provisión de oxígeno necesario para la respiración y el control del calor latente que se produce.
  • La falta de una buena ventilación altera la falta de oxígeno, que no significa un alto riesgo, pero si que es uno de los factores principales de incomodidad y posibles daños en la salud de los habitantes de la vivienda.
  • Por otro lado, la ventilación de la vivienda es muy importante para mejorar las condiciones climáticas interiores y de esta forma evitar la aparición de moho dentro de las estancias, que suele producirse debido a la condensación del agua.
  • La ventilación también es de suma importancia en aquellos lugares donde se realicen procesos industriales y en las instalaciones con máquinas, ya que de esta forma es posible controlar el calor, la toxicidad o la potencial explosividad del ambiente.

Tipos de ventilación

Para garantizar la ventilación correcta de las estancias o edificaciones, hay diferentes tipos de ventilación y que se pueden catalogar de la siguiente forma:

  • Ventilación forzada

Es la que se realiza mediante la creación artificial de depresiones o sobrepresiones en conductos de distribución de aire o áreas del edificio. Estas pueden crearse mediante extractores, ventiladores, unidades de tratamiento de aire (UTAs) u otros elementos accionados mecánicamente.

  • Ventilación natural

Es la que se realiza mediante la adecuada ubicación de superficies, pasos o conductos aprovechando las depresiones o sobrepresiones creadas en el edificio por el viento, la humedad, la incidencia del sol, la convección térmica del aire, o cualquier otro fenómeno sin que sea necesario aportar energía al sistema en forma de trabajo mecánico.

  • Ventilación selectiva

Es una técnica de diseño bioclimático de edificios propuesta por Givoni. Que combina un alto contenido de humedad del aire, con la aplicación de estrategias como la ventilación cruzada. Esto debido a que una corriente de aire con alto contenido de humedad sobre la piel produce una agradable sensación de confort.

Esta técnica implica que durante el día la ventilación de los locales será mínima, y se deberán aprovechar los sombreados, reduciendo todo lo posible la incidencia de la radiación solar directa. Con esto se pueden mantener los locales frescos.

  • Infiltración

Es la entrada de aire desde exterior por fenómenos o usos en principio no controlados, pero que afectan o son asumidos para la ventilación, por ejemplo, rendijas en puertas o difusión a través de determinadas superficies.

¿Qué diferencia la ventilación mecánica o forzada de la natural?

Existe una gran diferencia entre ambas a nivel estructural, ya que la ventilación forzada se obtiene con equipos que consumen energía eléctrica. Y que en la mayoría de los casos debe ser instalada en las edificaciones por la forma de construcción de las mismas.

Mientras que, en el caso de la ventilación natural, se obtiene completamente de forma natural, como su nombre indica. Para ello se utilizan diferentes fuentes y aprovechando el modelo de construcción de la edificación, para lograr obtener aire puro dentro de la misma.

Caudales de ventilación mínimos exigidos

Todas las vivienda o edificaciones destinadas al uso humano tienen establecidos ciertos caudales mínimos de ventilación, según indica el Código Técnico de la Edificación en su Sección HS 3, “Calidad del aire interior”. Además, se deben tener en cuenta os siguientes criterios:

  1. El número de ocupantes se considera igual,
    1. en cada dormitorio individual, a uno y, en cada dormitorio doble, a dos;
    2. en cada comedor y en cada sala de estar, a la suma de los contabilizados para todos los dormitorios de la vivienda correspondiente.
  2. En los locales de las viviendas destinados a varios usos se considera el caudal correspondiente al uso para el que resulte un caudal mayor.

Tipo de estancia

Criterio

Caudal mínimo exigido (l/s)

Dormitorios

Por ocupante

5

Sala de estar y comedores

Por ocupante

3

Aseos y cuartos de baños

En función de otros parámetros

15 por local

Cocinas

Por ocupante

2

En función de otros parámetros

50 por local

Trasteros y sus zonas comunes

Por ocupante

0,7

Aparcamiento y garajes

En función de otros parámetros

120 por plaza

Almacenes de residuos

Por ocupante

10

 

También debe tenerse en cuenta que en las cocinas con sistema de cocción por combustión o dotadas de calderas para calefacción o ACS no estancas este caudal debe incrementarse en 8 l/s. Otro aspecto a tener en cuenta es que, en los locales destinados a varios usos, como las cocinas, deben disponer en cada zona destinada a un uso diferente, las aberturas correspondientes a dicho uso.

Diferencias entre ventilación y climatización

Somos muchos lo que pensamos que la climatización y la ventilación de las estancias o locales significa lo mismo. A ello contribuye, entre otras cosas, que en los proyectos se incluya a ambos tipos de instalaciones en el mismo capítulo, aunque es completamente contradictorio.

Ventilación

Climatización

La ventilación es imprescindible para la vida en el hogar. La climatización es una comodidad añadida, aunque hoy en día considerada básica.
La ley exige sistemas de ventilación instalados en una casa o edificación. La climatización es decisión del usuario si quiere instalar o no un sistema.
La ventilación es una renovación de aire para reponer oxígeno y evacuar subproductos de la actividad humana, y humedad del ambiente. La climatización no puede considerarse sistema de renovación porque no introduce aire nuevo, ni expulsa el viciado, solo realiza una recirculación y adaptación de temperatura que desea el usuario.

 

Ofrecido por Hogarsense.es