¿Por qué se para el aire acondicionado en invierno?

Después de un par de meses desde que se fue el calor, llega el frío y en muchas ocasiones no hemos revisado nuestro equipo de aire acondicionado. Sin embargo, hay algunos problemas que aparecen durante su uso en modo calor que no son achacables a averías ni problemas del propio equipo, sino a las circunstancias del propio invierno. 

¿Por qué se para el aire acondicionado en invierno?

Seguro que nos ha pasado alguna vez, que notamos un mal olor y no sabemos de dónde bien. O que encendemos el aire con bomba de calor para ambientar la vivienda y tarda mucho en echar aire caliente. ¿Te ha pasado esto o alguna otra cosa rara? Pues aquí explicamos los motivos y si puedes darle una solución.

El equipo de aire tarda en dar calor

Durante el invierno, aunque a veces también sucede en verano, enchufamos el equipo de aire para climatizar nuestra vivienda, sin embargo, tarda mucho en expulsar el aire a la temperatura deseada. Es más, no suele ni siquiera expulsar nada de aire, está como parado o estropeado.

En algunas ocasiones se ha producido una avería, pero entonces no funciona en absoluto. El caso que nos ocupa es otro, es que tarda 4 o 5 minutos en empezar a darnos climatización. En ocasiones esto llega a desesperarnos y pensamos que está estropeado. No obstante, no es así y tiene una explicación sencilla.

Los equipos de aire acondicionado disponen de sensores de temperatura para controlar el funcionamiento. Estos se combinan con la información del termostato y el propio equipo decide cuando necesita ponerse en marcha, cuando accionar los ventiladores interiores y otras funciones. 

Pues bien, cuando encendemos el equipo y le indicamos una temperatura de confort que queremos alcanzar, el aparato chequea las condiciones que hay en la estancia. En invierno, puede que en el exterior la temperatura sea bastante baja, y aunque el compresor ejecute su trabajo, tarda unos minutos en que el gas frigorífico llegue a la temperatura adecuada.

Por ello necesita realizar más de un recorrido completo hasta que pueda darnos el calor suficiente. Por ello, aunque el gas este fluyendo y cediendo calor en la unidad interior. Si este no es suficiente, el propio equipo decide no arrancar los ventiladores. Estos son los que hace circular el aire a través del evaporador para calentarlo. Y sin aire, no notamos que esté funcionando.

Por eso, hay días que tenemos que tener paciencia. Eso sí, si pasados varios minutos no nos da calor, y lo intentamos varias veces, posiblemente haya otro problema. Llama a tu técnico de confianza y que revise todo el aire acondicionado.

Sale mal olor del split interior

El funcionamiento del aire acondicionado se basa en un ciclo de compresión, condensación y evaporación. Así, durante el verano, se produce algo de condensación en la unidad interior. Ya que estamos enfriando el aire y si este tiene algo de humedad, se convierte en gotas de agua. Para ello, los splits interiores disponen de una bandeja para recoger esas gotas de agua y poderlas conducir al exterior.

Este conducto de condensados debe instalarse hasta un lugar donde vaya depositándose el agua condensada. Los instaladores suelen buscar la mejor solución, incluso se instalan pequeñas bombas para poder impulsar esa agua hasta el sitio adecuado. Sin embargo, hay ocasiones en que, por economía o por dificultad, se conecta al desagüe del baño.

Durante el verano, esto no es problema, porque la unidad interior está produciendo constantemente agua de condensación y el sifón del equipo de aire acondicionado siempre está lleno. Por lo que no salen malos olores.

Sin embargo, cuando llega el invierno e invertimos el ciclo de funcionamiento del equipo, para tener calor dentro de casa, es la unidad exterior la que condensa gotas de agua. Así, poco a poco puede ir secándose el agua del sifón en la unidad interior. En esas ocasiones es cuando puede entrar mal olor en nuestra vivienda, a través del propio equipo.

La solución es fácil, Levantamos la tapa frontal del split y el filtro, entonces vemos la parrilla del evaporador. Con una botella de agua u otro recipiente similar, vertemos un poco de agua sobre esa parrilla. Debajo de ella se encuentra la bandeja de condensados y conectado a ella el sifón que pretendemos llenar.

Una vez lleno, ya no dejará pasar aire y por supuesto los malos olores. Quizás debamos realizar esta operación varias veces durante el invierno, pero no es difícil y evitamos tener esa incomodidad.

Mal olor aire acondicionado

Se hace escarcha en la unidad exterior

Como ya hemos explicado, para conseguir calor dentro de la vivienda durante el invierno, invertimos el ciclo de trabajo del equipo de aire. De esta forma la unidad exterior es la que se enfría. Si vivimos en un lugar bastante frío, puede que haya días que la temperatura exterior favorezca que se forme una capa de escarcha sobre el equipo del compresor.

Cuando esto sucede e imposibilita a todo el conjunto seguir trabajando para ofrecernos calor dentro de casa, el equipo se para y activa la función de desescarche. Este modo de trabajo no es más que volver a trabajar en modo verano. Es decir, aportar calor a la unidad exterior para qué la escarcha o el hielo que se ha acumulado se derrita.

Sin embargo, si funcionase igual que en verano, estaría robándonos calor de dentro de casa, algo que no queremos. Es por ello, que en nuestra unidad interior se paran los ventiladores y se deja sin actividad. Pero durante unos minutos se hace circular el gas frigorífico como en verano, para aportar calor a la unidad exterior. Por ello, podemos notar que el equipo se para durante unos minutos, aun sin haber llegado a la temperatura de confort que le hemos marcado.

Hoy en día hay modelos que incorporan otras soluciones y por ello se dice que están preparados para trabajar con temperaturas exteriores de hasta -15 °C. Aunque, por lo general, son equipos de bomba de calor para calefacción por agua y no solo aires acondicionados. Sin embargo, es una alternativa si vivimos en zonas en las que el invierno es crudo y tenemos temperaturas muy bajas durante algunos días.

 

Ofrecido por Hogarsense.es