CIAT incorpora luz ultravioleta en sus unidades de tratamiento de aire

El sistema de lámparas UV-C montado en unidades de tratamiento de aire contribuye a mejorar la calidad del aire interior y son una de las propuestas de #CIAT4life, una campaña diseñada para concienciar sobre los avanzados sistemas y soluciones de calidad del aire interior (IAQ) de CIAT que contribuyen a crear entornos interiores más saludables. 

CIAT incorpora luz ultravioleta en sus unidades de tratamiento de aire

Por su capacidad de neutralizar patógenos potencialmente dañinos de forma rápida y eficaz, la luz UV-C lleva utilizándose más de un siglo para desinfectar los suministros hídricos públicos. El moderno sistema de lámparas UV-C de alto rendimiento que se utiliza en las UTA de CIAT ataca a los microorganismos de transmisión aérea, superficial y por medio líquido, para mejorar la calidad del aire interior.

Unas lámparas UV-C instaladas en puntos estratégicos de la UTA inundan las zonas clave con luz UV-C tratando el aire. Un minucioso proceso de tres etapas descontamina la superficie de las baterías, los condensados de la bandeja y el flujo de aire que atraviesa la carcasa de la UTA. La radiación UV-C altera la estructura molecular de los patógenos, con lo que se reducen los riesgos.

Las lámparas tienen una elevada eficiencia energética, son silenciosas y ligeras, y su presencia física en el interior de la unidad solo tiene un impacto mínimo en la presión del aire y en el rendimiento de la UTA. Como el sistema UV-C está plenamente integrado en la carcasa metálica de la UTA, la luz UV-C no constituye un riesgo para los usuarios o los ocupantes del edificio. Además, todas las unidades incluyen medidas de seguridad para evitar la exposición accidental de los técnicos durante las tareas de mantenimiento. Con un largo ciclo de vida y requisitos mínimos de mantenimiento, la radiación UV-C constituye un tratamiento muy rentable para los retos actuales de higiene de aire interior.

«Esta innovación proporciona a los propietarios de edificios y a los encargados de instalaciones una nueva herramienta de alta eficacia para abordar los riesgos asociados a los patógenos que circulan por los edificios y, así, reducir las infecciones», señala Juan José Francisco Díez, director de marketing de la división europea de tratamiento de aire de CIAT. «El sistema ofrece un alto nivel de protección y seguridad como parte de programas de mitigación microbiana y mejora de las medidas de seguridad, y es especialmente apropiado para su uso en instalaciones sanitarias, oficinas, el sector alimentario, hoteles, colegios, aeropuertos, instalaciones de ocio, gimnasios, teatros y cines».

Gracias a su alta energía y a la longitud de onda de su radiación, la luz UV-C desactiva de forma rápida y eficaz los microorganismos potencialmente peligrosos.

Hay disponibles tres configuraciones distintas de luces UV-C. En aplicaciones críticas, como las propias de instalaciones sanitarias y de producción alimentaria, la radiación UV-C puede utilizarse en combinación con un sistema de filtrado HEPA para eliminar las partículas neutralizadas y otros contaminantes microscópicos del flujo de aire.

La radiación UV-C está disponible de forma opcional para las gamas Climaciat™ AIRTECH, Climaciat AIRCLEAN y Climaciat AIRACCESS.