CNI renueva su imagen

La Confederación Nacional de Instaladores y Mantenedores, CNI, actualiza su logo manteniendo la esencia pero adaptándose a los nuevos tiempos. CNI mantiene sus colores identificativos e incorpora la conectividad y digitalización constante de sus socios.

Nuevo logo de CNI

1973, fue el año en que nació CNI. Ese año, la agrupación de instaladores que más adelante se convertiría en la Confederación Nacional de Instaladores y Mantenedores, CNI, celebró por primera vez en España un “Congreso de Instaladores” con motivo de la primera Feria Monográfica de Climatización en Bilbao.

En 1978 CNI se constituyó formalmente como confederación al amparo de la nueva ley que regulaba el derecho de asociación. Fue de las primeras asociaciones en constituirse. Desde entonces y en estos más de 46 años, CNI ha reflejado su identidad corporativa con un logo definido por las letras C N I identificativas de su nombre “Confederación Nacional de Instaladores”, por las que son conocidos en el sector. Letras que en esencia les identifica y que han ido adaptando en su forma y color a la evolución del tiempo.

Desde 2009 en que CNI presentó su último cambio de imagen corporativa, se han producido muchos avances en el sector y todos en una dirección; eficiencia energética, energías renovables, digitalización y automatización. La imagen de CNI tenía que dar un nuevo paso al frente y así lo ha hecho. Una nueva imagen que se adapta a los tiempos actuales, más dinámica, más dimensionada, más clara y visual.

El nuevo logo de CNI mantiene sus colores, el verde lima tan característico de su identidad para las letras CNI, acompañado por el gris del texto “Confederación Instaladores”. Cambia el formato alargado por otro más cuadrado y fácil de visualizar y, como novedad, añade al logo un dibujo que representa la conectividad cada vez más presente en el sector. Todas las instalaciones en la edificación están ahora interconectadas gracias a la automatización de procesos y la digitalización. Un nuevo dibujo que se incorpora a la imagen corporativa dando vigor y energía al logo y que refleja con los diferentes colores de los puntos de conectividad, la temperatura tan variada de los trabajos de la empresa instaladora. Desde el azul en sus diferentes tonalidades para el frío, pasando por el naranja y rojo para el calor, hasta el negro; con toques verdes para el medio ambiente tan presente en todos los  trabajos de la asociación.

En esencia en CNI siguen siendo los mismos, pero ahora con una imagen renovada que evoca a sus orígenes e identifica a la perfección la evolución en su actividad.