Haier garantiza su servicio técnico al cliente con seguridad y protección

El gigante asiático de la climatización proporciona un servicio técnico óptimo y con todas las precauciones sanitarias para los usuarios poniendo en primer lugar la salud de sus profesionales, clientes y partners en tiempos de COVID-19.

Haier garantiza su servicio técnico al cliente con seguridad y protección

La temporada alta para los fabricantes de aire acondicionado ha llegado. Haier, multinacional asiática de equipos de climatización doméstico e industrial, ofrece su servicio técnico en toda la Península con la máxima seguridad y protección durante las asistencias con todo el material necesario. En este sentido, Haier cumple las medidas preventivas de las autoridades sanitarias.

En palabras de Ignasi Rovira, director de Postventa en Haier España, “nuestra prioridad absoluta es la salud de nuestros profesionales, clientes y partners”. Con EPIs o más conocidos como Equipos de Protección Individual es con lo que se ha provisto a los trabajadores “con la intención de proteger tanto a ellos mismos como a los clientes”, afirma Rovira.

“En Haier llamamos a nuestros clientes con antelación”, asegura Fidel Espiñeira, director de la división de climatización en Haier Clima. “Sólo así podemos detallar la problemática del usuario y asegurar la logística de nuestros desplazamientos”, afirma Espiñeira. El técnico acude a las visitas confirmadas de forma individual al domicilio en un vehículo Haier.

En otro orden de cosas, todos los automóviles de Haier y las herramientas que utilizan los técnicos siguen un protocolo de higiene día a día, muy estricto. Para un mejor control, Haier está llevando a cabo un seguimiento médico del estado de salud de sus profesionales y empleados. “Nuestro objetivo es que nuestros técnicos asistan a los clientes con todas las garantías de salud”.

Antes de entrar a cualquier casa, el técnico se protege con un EPI, el equipo de protección individual, un material desechable que se usa sólo una vez. En la vivienda el operario guarda la distancia de seguridad, aunque es recomendable que en el espacio de trabajo haya el menor número de personas posible.

“Nuestros técnicos retiran siempre los residuos tras la instalación o reparación del aparato” asevera Rovira y “una vez se encuentre en un lugar limpio y seguro se desinfecta el material que sí es posible reutilizar y prepara el kit de protección para la siguiente visita”. Sencillamente porque la prioridad de Haier en estos momentos no es más que la salud de nuestros técnicos, instaladores, distribuidores, partners y clientes.