¿Cómo dormir con aire acondicionado en verano?

Para los que pasamos el verano en España, y especialmente en la mitad sur y las islas, sabemos que las calurosas noches de verano pueden ser incómodas. El calor, y en ocasiones la humedad, pueden mantenernos dando vueltas durante horas, dejándonos ajotados para el día siguiente. Por ello, es casi imposible pensar en una vivienda sin aire acondicionado en casa para su soportarlo.

Dormitorio con un aire acondicionado split instalado

En este artículo, te aconsejaremos sobre la mejor temperatura del aire acondicionado para dormir en la época estival, y comentaremos porqué es importante evitar el sobrecalentamiento mientras duermes configurando la temperatura ambiente ideal para dormir con anticipación.

Importancia de usar una correcta temperatura ambiente para dormir

¿Sabías que la temperatura corporal y el sueño están profundamente interconectados? Nuestra capacidad para entrar en un ciclo natural de sueño-vigilia se rige en realidad por la temperatura de nuestro cuerpo. En la actualidad, los científicos creen que la temperatura de nuestro cuerpo afecta a la cantidad y la calidad del sueño que recibimos cada noche.

Los expertos coinciden en que la temperatura ideal para un correcto sueño oscila entre los 19 y los 25°C. Y por encima de los 26°C empieza a hacerse difícil dormir, y sobretodo descansar. Este rango de temperatura tiene una explicación científica. Los humanos somos endotérmicos, es decir, regulamos nuestra temperatura corporal. Para ello nuestro cuerpo hace un balance entre absorción, producción y pérdida de calor para mantener nuestra temperatura en 36-37ºC. Esto explica porque para conseguir un sueño reparador y descansar bien, necesitamos el aire acondicionado en verano.

¿Qué significa esto en términos prácticos? La temperatura de nuestro dormitorio o espacio para dormir podría estar afectando negativamente nuestra capacidad de lograr un sueño regular y de calidad. Esto se soluciona al dormir con aire acondicionado.

Para que lo entendamos mejor, los expertos nos explican como funciona nuestro ciclo de sueño junto con nuestra temperatura corporal central. Durante el día, nuestra temperatura corporal central fluctúa constantemente. Nuestro cerebro, naturalmente, hace esto sin que nos demos cuenta. Durante la noche, cuando es hora que nuestro cuerpo se relaje, la temperatura central de nuestro cuerpo comenzará a disminuir a una temperatura más baja y saludable para ayudarnos a iniciar el ciclo del sueño. Por este motivo descansamos mejor al dormir con aire acondicionado en verano.

El sobrecalentamiento mientras dormimos es común para muchos de nosotros. Pero siendo así, en alguna ocasión nos habremos preguntado por qué las temperaturas frías y calientes en la noche tienden a despertarnos. Hay una razón científica para esto. Durante el REM (sueño de movimiento ocular rápido, el sueño más importante para la reparación del cuerpo y la consolidación de la memoria), el sistema de regulación de la temperatura del cerebro se apaga y la temperatura ambiente se convierte en la principal forma en que nuestro cuerpo mantiene su temperatura. 

Esto hace que sea increíblemente importante que diseñemos de manera proactiva nuestro espacio para dormir, y para que tenga la temperatura adecuada, de forma que tengamos un sueño profundo y nutritivo durante toda la noche. Es aquí cuando dormir con aire acondicionado en verano nos ayuda de forma agradable.

Si no dormimos a la temperatura adecuada, corremos el riesgo de crear malos patrones de sueño, pensemos en horas incómodas e irregulares de sueño interrumpido, que pueden erosionar nuestra salud con el tiempo. Empezando por el día siguiente, en que nos notamos fatigados recién levantados, sin haber hecho nada. Y en pocas horas nos ataca un persistente dolor de cabeza.

Consejos para controlar la temperatura en casa

Controlar la temperatura ambiente con el termostato: cómo ya hemos apuntado antes los expertos afirman que la mejor temperatura para dormir por la noche es de 25°C. Y nos recomiendan utilizar el termostato de nuestros aires acondicionados, para configurar nuestra habitación a esta temperatura. Sobretodo al dormir con aire acondicionado en verano.

Idealmente, nuestros aires acondicionados tienen una función de modo de suspensión o de reposo. Esto significa que, una vez que el aire acondicionado está encendido, trabajará al máximo para alcanzar la temperatura seleccionada. Para que una vez que se alcanza esta temperatura, el sistema inverter disminuirá la potencia para consumir menos energía, pero conservando la temperatura ideal para dormir con aire acondicionado en verano. Nuestros aires acondicionados aumentarán la temperatura medio grado durante cuatro horas, lo que nos permitirá despertarnos a la temperatura ideal.

Contar un sistema de aire con sensor de movimiento: muchos aires acondicionados combinan la función de modo de reposo con un sensor de movimiento inteligente para crear un entorno de sueño mejorado.  Este sensor de movimiento también nos ayuda a dormir con aire acondicionado en verano, ya que el equipo de aire acondicionado subirá gradualmente medio grado por hora para calentar lentamente la habitación. Si el acondicionador de aire detecta movimiento en la habitación, como sacudirse y girar si se altera su sueño, la temperatura de la habitación volverá a su temperatura inicial para ayudarnos a conciliar el sueño. Cuando el equipo de aire acondicionado no detecta movimientos, supone que hemos regresado a un sueño confortable. Entonces aumentará lentamente la temperatura antes de apagarse.

En última instancia, esto significa que estos aires acondicionados funcionan en armonía con el ciclo de sueño natural de nuestro cuerpo para ayudarlo a dormir más profundamente. El uso de estas funciones de nuestro aire acondicionado en verano es la mejor y más fácil forma de garantizar que nuestro dormitorio este a una temperatura ambiente y una densidad de aire constantes para un sueño relajante y revitalizante.

Conclusiones

Para asegurar que nosotros y nuestra familia tengamos una noche de sueño reparador en verano, los expertos recomiendan lo siguiente:

  • Ajustar en las habitaciones el termostato de nuestro aire acondicionado en verano a 25°C para un sueño ideal.
  • Contar con sistema que cuente con el "modo de suspensión" incorporado y un sensor de movimiento inteligente para mantener las facturas de electricidad a un nivel moderado y lograr una noche de sueño perfecto, al dormir con aire acondicionado en verano.

Hogarsense.es