Dónde colocar el aire acondicionado para sacarle el mayor rendimiento posible

Cuando tenemos que equipar una vivienda con calefacción y con aire acondicionado, lo primero en lo que pensamos es en su localización dentro del hogar. Muchas personas no se plantean esto y simplemente plantan el equipo de aire acondicionado donde ven un hueco bonito para ponerlo. Es más, suele ser siempre en el salón, de manera que la corriente de aire caiga directamente sobre nosotros. Pero esto nunca debería así.

¿Por qué importa el lugar donde coloquemos el aire acondicionado?

Normalmente, siempre optamos por poner el equipo de aire acondicionado en el salón, de manera que, cuando lo encendamos, la corriente de aire esté dirigida directamente sobre nosotros. Esta es una mala idea, ya que, para empezar, puede traer problemas de salud. Tener aire frío saliendo directamente sobre nosotros puede causarnos problemas de salud como resfriados, bronquitis, dolores de garganta, dolores de cabeza, etc. Esta es la principal razón por la que tenemos que colocar el equipo climatizador con cabeza, por nuestra salud.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que su localización no solo influirá en nosotros, sino que también influirá en su rendimiento. Es decir, debemos pensar hasta dónde llegará y hacia dónde irá dirigido el aire en función del sitio en el que lo coloquemos.

Split colocado en un rincón

Entonces ¿dónde debo colocar mi aire acondicionado?

En primer lugar, hay que tener en cuenta el número de aparatos de aire acondicionado de los que vamos a disponer. Es decir, no lo colocaremos igual si tenemos dos que si tenemos tan solo uno.

Pongamos el primer ejemplo, si tenemos dos debemos pensar en que su uso sea eficaz estemos en el espacio que estemos de la vivienda. Si tenemos dos, la mejor idea es colocar uno en el salón y otro en el pasillo. Sí, en el pasillo.

¿Por qué en el pasillo? ¿En qué dirección? Es fundamental tener un aparato en el pasillo, si podemos permitírnoslo, porque así enfriaremos las habitaciones y podremos dormir muy cómodos. Por eso, debemos intentar colocarlo de manera que la corriente de aire esté dirigida a las puertas de las habitaciones.

Si pensamos en el segundo ejemplo, en el que solo tenemos un aire acondicionado, debemos colocarlo de manera muy estratégica. Si es posible, deberíamos ponerlo en el salón de manera que su corriente de aire también se dirija a la zona del pasillo. Así, no nos dará directamente en la cara y el aire se repartirá por toda la vivienda, dotando así de buena temperatura a todo el hogar.

Por otro lado, también debemos tener en cuenta si alguna zona de la casa es más calurosa que otra y si pasamos mucho tiempo en esta zona. Ya que, si esto es así, esa debería ser nuestra prioridad.

Y si, además, el equipo climatizador, cuenta con programación temporal, podemos dejarlo programado para que comience a funcionar en las horas de mayor temperatura. Así, también sacaremos el mayor rendimiento posible a este aparato que tanto necesitamos.

Split colocado en un dormitorio

Ofrecido por: habitissimo