Los refrigerantes S HFO-A2L y sus ventajas en aplicaciones en supermercados

El pasado miércoles 18 de noviembre tuvo lugar la Jornada Técnica Virtual “Refrigeración, un Sector Esencial”, organizada por AEFYT (la Asociación de Empresas de Frío y Sus Tecnologías). Para este evento, se contó con la ponencia de José Pedro García Espinosa, Business Development & Technical Marketing Support Representative de Chemours España, quien dio una clase magistral acerca de los refrigerantes S HFO-A2L y sus ventajas en aplicaciones en supermercados, cuyas ideas más destacadas exponemos a continuación.

Los refrigerantes S HFO-A2L y sus ventajas en aplicaciones en supermercados

Hoy en día, a la hora de escoger una tecnología de refrigeración sostenible, los criterios clave para los minoristas son lograr el rendimiento de refrigeración, alcanzar o superar el rendimiento energético, llegar al período de uso del sistema, conseguir o mejorar el coste total a la propiedad e, idealmente, dar con unos procesos de instalación y mantenimiento sencillos.

Actualmente, los refrigerantes HFO-A2L se mantienen como las únicas opciones tecnológicas que logran cumplir con todas estas condiciones en diferentes tamaños de superficies comerciales en distintas regiones climáticas, convirtiendo los HFO-A2L en la elección preferida de los principales supermercados. Vamos a conocer por qué.

Cuando se produjo la supresión gradual en las tecnologías de refrigeración de los CFC e hidroclorofluocarbonos (HCFC) que disminuyen la capa de ozono, el sector minorista comercial recurrió al uso del R-404A por varios motivos: un coste relativamente bajo, un buen rendimiento, fiabilidad, seguridad y simplicidad del sistema. El bajo coste del R-404A derivó en un exceso de confianza dentro de la industria, y las tasas de fugas altas se convirtieron en algo común, algo a lo que se puso freno en legislaciones tales como la Regulación F-Gas de la UE en Europa.

Gracias a un PCA directo muy bajo, la tecnología R-744 inicialmente parecía ser una buena opción para reemplazar la tecnología R-404A, pero la eficiencia energética inherentemente baja y la complejidad de los sistemas R-744 han dejado muchos interrogantes con respecto a si esta tecnología es la mejor opción.

Tras más de una década de avances y desarrollo de los sistemas, se han introducido diseños más complejos que nunca con el fin de mejorar el rendimiento de los sistemas basados en R-744 en un abanico de regiones climáticas más amplio. A pesar de ello, estos sistemas R-744 mejorados todavía no alcanzan el rendimiento energético de la tecnología R-404A, a la que intentan reemplazar.

Es por ello por lo que, a pesar del mencionado perfeccionamiento del rendimiento en las tecnologías R-744 mejoradas, los refrigerantes HFO-A2L con PCA muy bajo se mantienen como las únicas opciones tecnológicas que cumplen con todos estos criterios en superficies comerciales de diferente tamaño y en todo el rango de condiciones climáticas de Europa. Todo ello ha quedado acreditado a través de un estudio independiente de Wave que comparó siete tecnologías de refrigeración alternativas en dos arquitecturas de tiendas diferentes (de gran y media superficie) en tres ubicaciones en Europa con condiciones ambientales baja (Noruega), moderada (Reino Unido) y alta (España).

José Pedro García Espinosa, Business Development & Technical Marketing Support Representative de Chemours España
José Pedro García Espinosa
, Business Development & Technical Marketing Support Representative de Chemours España

La introducción de los refrigerantes HFO-A2L con PCA muy bajo durante los últimos años ha demostrado ser una alternativa viable para los sistemas R-404A y R-744, tanto en aplicaciones de refrigeración de supermercados grandes como pequeños. El estudio de Wave y la experiencia práctica de las instalaciones han demostrado un rendimiento energético mejorado en comparación con el sistema R-404A, a la vez que se mantienen los costes, la simplicidad y la fiabilidad del sistema de equipos similares. Todo esto se ha logrado al tiempo que se han registrado las emisiones totales a 10 años más bajas de todas las alternativas de bajo PCA utilizadas comúnmente. En conclusión: las tecnologías que proporcionan las mejores reducciones de emisiones y el CCV 10-años más bajo son las opciones refrigerantes HFO-A2L ligeramente inflamables y con un bajo PCA, como los refrigerantes Opteon™ XL de Chemours. Los refrigerantes Opteon™ XL, a base de hidrofluoroolefinas (HFO), no agotan la capa de ozono, al tiempo que ofrecen un rendimiento similar al de los refrigerantes para cuyo reemplazo fue diseñado, por ejemplo, el R-404A al que nos hemos referido.

Con todo, las empresas y los supermercados están confiando en los refrigerantes HFO-A2L porque ofrecen:

  • PCA bajo: Una reducción de hasta 99% en comparación con generaciones de refrigerantes anteriores.
  • Cero ODP: La familia de refrigerantes basados en hidrofluoro-olefinas (HFO) no disminuye la capa de ozono.
  • Facilidad de conversión: Minimiza los costes y el tiempo de inactividad de la conversión.
  • Excelente capacidad: Casi un equivalente para muchas tecnologías basadas en HCFC y HFC.
  • Eficiencia energética: El menor uso de energía produce ahorros a largo plazo durante la vida útil del sistema.
  • Cumplimiento de las regulaciones a largo plazo: Los refrigerantes basados en HFO pueden cumplir o superar las regulaciones locales e internacionales.

Con refrigerantes de PCA muy bajo lo más importante ya no será el efecto de la emisión directa (casi despreciable en muchos casos con los refrigerantes de nueva generación), sino el de la emisión indirecta debido al consumo energético. Algo muy a tener en cuenta de cara a futuras legislaciones, que podrían penalizar las emisiones de gases de efecto invernadero que puedan ser liberados durante la producción de energía eléctrica. La eficiencia energética y el bajo consumo de los sistemas de refrigeración será clave, ya que los sistemas de refrigeración y calefacción consumen casi el 50% de la energía producida, de la cual, actualmente sólo en torno al 20% proviene de energías renovables.

Con todo, los sectores de la Refrigeración y el Aire Acondicionado deben avanzar en la reducción de emisiones: optimizando la necesidad de refrigeración, mejorando la eficiencia energética, mitigando el efecto climático de los refrigerantes, y utilizando cada vez más energías renovables. Y en este camino, los refrigerantes HFO-A2L es la mejor opción de la que disponemos actualmente.