Uso adecuado del aire acondicionado en oficinas

Cuando vamos a colocar un aparato de aire acondicionado en una oficina, son muchas las cosas que hay que tener en cuenta.

Es habitual que en las oficinas encontremos aire acondicionado centralizado, sin embargo, en muchas ocasiones las características de la oficina en sí o el presupuesto, entre otras cosas, no permiten que esto sea posible. Así que, cuando esto no es posible, se opta por un aparato de aire acondicionado como el que podemos encontrar en cualquier vivienda.

Aire acondicionado de conductos en una oficina

Debemos saber que, cuando el aparato de aire acondicionado se coloca en una oficina, hay que tener en cuenta muchas cosas:

  • El tamaño del aparato de aire es muy importante: debe adecuarse al tamaño de la oficina. Es decir, si se trata de una oficina más bien pequeña donde se ubican 20 empleados, por ejemplo, no tendría sentido escoger un aire de tamaño más bien industrial. De esta misma manera, no podemos optar por un aire acondicionado de tamaño hogareño para una oficina de 100 personas.
  • El número de aparatos que debemos adquirir: esto depende del espacio de la oficina en cuestión y del tipo de aire acondicionado que escojamos. No compraremos el mismo número de aparatos para una oficina grande que para una pequeña. Al igual que no elegiremos el mismo tamaño ni número de aparatos para una oficina pequeña que para una oficina grande.
  • La ubicación del o de los aparatos de aire acondicionado: aquí juega un papel fundamental la potencia del aire que adquiramos. Si el aire tiene una potencia media y no fuerte, podremos ubicarlo cerca de los trabajadores.
  • La decoración: la ubicación y la decoración de la oficina van siempre de la mano. Es decir, si nuestra oficina es un espacio abierto y nada sobrecargado, colocar el aparato en un sitio en el que se vea demasiado, puede quedar fatal. Por eso, si es una oficina pequeña podemos colocarlo directamente encima de la puerta de entrada a la oficina. Si, por el contrario, es un espacio más grande, debemos tener en cuenta no colocar muy juntos los aparatos, si adquirimos varios. Por otro lado, si la oficina es un espacio colorido y somos más atrevidos, podemos optar por decorar con vinilos nuestros aparatos de aire acondicionado, haciendo así que vaya a juego con la decoración de la oficina. De la misma manera, podemos implantar en los aparatos el logo de la empresa a modo de pegatina o de vinilo personalizado. Existen muchas opciones decorativas para estos aparatos.

Aire acondicionado en una peluquería

Como podéis comprobar, colocar aparatos de aire acondicionado en oficinas implica más variantes de las que podemos llegar a imaginar. Por eso, si estáis pensando en añadir este tipo de aparatos a vuestras oficinas, ya sabéis todas las cosas que debéis tener en cuenta. Porque, recordad, todo lo que tengamos en las oficinas forman parte de la personalidad del espacio, incluso los aparatos de aire acondicionado. De ahí que muchas personas opten por decorarlo y hacerlo partícipe de la decoración de la oficina.

Fuente: habitissimo