AEFYT destaca el éxito de Tecnofrío 2019 pide políticas de discriminación positiva para próximas ediciones

El Congreso sobre Tecnologías de la Refrigeración, Tecnofrío 2019, ha cerrado su cuarta edición con un importante éxito de asistencia y un gran nivel en las ponencias y mesas redondas, en las que se han tratado los temas candentes en el sector, como el estado de aplicación de la F-Gas, el impacto del mercado ilegal de refrigerantes, la sostenibilidad o las buenas praxis y avances tecnológicos en instalaciones de refrigeración.

Logo de AEFYT

Felicitamos a los organizadores del evento, FENERCON (la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid) y ATECYR, por haber conseguido reunir al grueso del sector del frío para dar valor a los significativos avances técnicos que están experimentado las tecnologías de la refrigeración”, dijo Manuel Lamúa, gerente de AEFYT, Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías.

AEFYT y sus empresas asociadas han tenido, un año más, un papel protagonista en este Congreso, afianzándose como la organización empresarial de referencia en el sector del frío. De este modo, la Asociación ha desarrollado las tres sesiones plenarias. Además, las cifras sobre participación de empresas asociadas hablan por sí mismas: el 50 por ciento de los participantes en las mesas redondas, el 66 por ciento de las ponencias y el 86 por ciento de los patrocinadores. “Estamos orgullosos del significativo aporte de nuestros asociados, tanto desde el escenario como desde las gradas, gracias a ellos, AEFYT se consolida como la gran asociación de expertos del frío en España”, ha dicho Manuel Lamúa.

La organización hace un balance positivo del Congreso y resalta el significativo aporte de sus empresas asociadas, que constituyen el 86% de los patrocinadores y el 66% de ponentes.

Dentro de los aspectos a mejorar en futuras ediciones, el esfuerzo por reducir la brecha de género y otorgar más protagonismo a las mujeres del sector del frío debe fijarse como un objetivo destinado a incrementar el 10 por ciento de presencia femenina que ha registrado la IV edición de Tecnofrío. “Este porcentaje indica que, si no se llevan a cabo políticas de discriminación positiva para reducir la brecha de género, corremos el riesgo de perder todo el potencial que las mujeres aportan al sector del frío desde muy diversos puestos técnicos y de administración de empresas. Su participación en ponencias y mesas redondas de éste y otros Congresos es mejorable y, desde la organización, tenemos la posibilidad de acelerar el cambio y corregir esta situación en el momento de la elaboración de los programas”, afirmó el gerente de AEFYT.

Otro de los problemas del sector del frío fue puesto de manifiesto por Roberto Solsona, presidente de AEFYT, en la sesión de apertura, quien resaltó la necesidad de que la Administración se comprometa financieramente con el cambio tecnológico y se ponga en valor el enorme impacto de la refrigeración en el tejido industrial español.

Tras este balance positivo, y ante la contundente aportación de las empresas asociadas a AEFYT, la asociación muestra su compromiso en tener una mayor participación en el Congreso como entidad organizadora o co-organizadora, extremo que se tratará próximamente con los actuales organizadores del evento. Por otra parte, en opinión de la Asociación, el interés de la convocatoria hace que el salón de actos de la Escuela de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid se haya quedado un tanto pequeño pero la simbología asociada a éste edificio histórico hace conveniente pensar en la posibilidad de mantenerlo como sede de Tecnofrío.