4 alternativas de refrigeración ecológicas y eficientes

En España, según el IDAE el 25 % del consumo en las viviendas está dirigido a la electricidad. Además, este tipo de energía ocupa la primera plaza del consumo total según las diferentes fuentes energéticas con un 35,1 %. Dentro de los diferentes usos que se le da, la electricidad es la primera fuente de energía utilizada dentro de los sistemas refrigeración con un 99,70%. Sólo el 0,30% de los sistemas de aire acondicionado instalados en España son renovables.

Sistemas de climatización alternativos para la vivienda

Una cifra muy pobre teniendo en cuenta que uno de los objetivos de la Unión Europea es incrementar el fomento de las energías renovables en hasta un 32% para el 2030. Además de ahorrar hasta un 20% en el consumo de energía mediante una mayor eficiencia energética.

Por ello, en el artículo de hoy queremos hablarte de 4 alternativas de refrigeración ecológicas y eficientes que existen dentro del sector de la climatización y que puedes instalar en tu vivienda:

  1. Ventilación mecánica o inteligente

Dentro del sistema de ventilación mecánica encontramos por un lado la ventilación mecánica controlada que funciona con una central de ventilación que fuerza la extracción del aire para renovarlo y garantizar así la calidad del aire interior. Este tipo de ventilación permite gestionar eficientemente el consumo energético a la hora de renovar el aire interior de un espacio.

Y por otro lado está la ventilación mecánica de doble flujo. Perfecta para las viviendas, ya que en este caso no se emite aire frío como en la mecánica sino que se renueva el aire que además llega filtrado. Con este sistema lo que se consigue es una buena circulación del aire. Eliminando el aire viciado de las estancias. Aunque el enfriamiento, en comparación con los equipos de aire acondicionado tradicionales, no es tan grande, si se realiza una correcta instalación no será necesario enfriar el aire.

Las principales ventajas de este tipo de sistemas es que no son sólo más saludables, sino que tienen un menor gasto. Por lo que son una solución eficiente para ahorrar en energía y en consumo. Además, son equipos que están funcionando constantemente y no de forma aleatoria como los aires acondicionados tradicionales.

  1. Sistema aerotérmico de ventilación

Uno de los métodos que mejor funcionan para obtener una buena ventilación y a la vez conseguir eficiencia energética, que nos permite tener una temperatura confortable en nuestra viviendas, es el sistema por aerotermia. Este tipo de sistema es muy eficiente no sólo para la refrigeración de las casas en verano, sino incluso, para calentar las estancias en invierno.

¿Cómo funciona? La aerotermia extrae el aire de la calle de manera eficiente gracias a una bomba de calor. Es un sistema que puede ser usado aún con bajas temperaturas por debajo de los cero grados. Son equipos capaces de generar un 78% de energía sin coste alguno. El resto de la energía será creada a través del suministro eléctrico. Pero su gasto es mínimo en comparación con los equipos de aires acondicionados convencionales.

Este tipo de sistemas son perfectos para ser instalados en viviendas unifamiliares o de tamaño medio; en las denominadas casas pasivas, un tipo de construcción o de casa en la que se utilizan los recursos de la arquitectura bioclimática combinados con eficiencia energética. O incluso en los edificios inteligentes completamente automatizados donde todo está interconectado y es controlado a través de Internet.

  1. Aire acondicionado solar

Este tipo de sistemas cuentan con el mismo funcionamiento que un aire acondicionado tradicional pero obtienen la energía del sol. Para ello, cuenta con paneles fotovoltaicos integrados para poder absorber la energía solar y así alimentar el sistema de aire acondicionado. Cuando hablamos de aire acondicionado solar podemos diferenciar dos tipos: el solar híbrido y el por absorción.

El aire acondicionado solar híbrido tiene una función aero-fotovoltaica. El objetivo principal es climatizar la vivienda a través de una corriente de aire que ayuda a refrescar el panel en su parte interior y al mismo tiempo esta corriente de aire captura el calor que hay en el interior de la placa y es impulsado al interior de la vivienda, pasando a través de unos filtros de partículas, que aseguran que el aire entra en la vivienda limpio, sin polvo ni polen, y además calentado. Para regular la temperatura de este aire, y que el confort sea máximo, un dispositivo en el interior de la vivienda, combina parte de este aire, calentado dentro de las placas solares, con parte de aire interior de la vivienda o incluso del exterior directamente, para conseguir que el aire que se distribuye en las diferentes estancias este a la temperatura deseada.

Por otro lado, tenemos el aire acondicionado por absorción. Este sistema incluye un líquido que actúa como refrigerante. Sus ventajas son una mayor eficiencia energética, consumo energético responsable, nos permite ahorrar en la factura de la luz y potencia el consumo de energía renovable.

  1. Refrigeración evaporativa

Es un proceso que se ha utilizado desde hace siglos como enfriador de aire. Sus principales ventajas son su elevada eficiencia energética, su seguridad y el respeto por el medio ambiente. Es un proceso natural que se basa en la utilización del agua como un refrigerante. Gracias a ello, es posible la transmisión a la atmósfera de todo el calor que resulta excedente en las máquinas de tipo térmico. Los equipos más comunes que emplean el enfriamiento evaporativo son los condensadores y las torres de enfriamiento.

Este tipo de sistemas de refrigeración ofrece, además, una relación interesante entre el coste de su instalación y la eficiencia que logra. La inversión inicial no es tan elevada como en otras alternativas y la recuperación de dicha inversión se da con rapidez debido al ahorro en energía que permite. Sin olvidar que podemos ahorrar en el consumo de agua hasta en un 95%.

Ofrecido por: Hogarsense