Falsos mitos del aire acondicionado: desmontando habladurías

Existen muchos hogares que no instalan un sistema de aire acondicionado por miedo a lo que han odio hablar acerca de estos aparatos de aire. Pero, como todos los falsos mitos que circulan actualmente, ¡seguramente no sean verdad!

Hoy, en este artículo vamos a desmontarte algunos bulos que hay del aire acondicionado y que, en muchas ocasiones, condiciona que lo instalemos o no en casa.

5 mitos sobre el aire acondicionado

Parece que el invierno, en algunas zonas del país, se resiste a aparecer. De vez en cuando, vemos pequeños indicios de heladas, así que, cuando menos te lo esperes, ¡zas! Llegará el frío a tu casa sin esperarlo.

Para afrontarlo, nada mejor que tener un buen aparato de aire acondicionado que te ayude a soportar mejor dentro del hogar las bajas temperaturas. Pero, como siempre ocurre, has oído hablar, de mucha gente, maravillas de estos sistemas de calefacción, aunque también, como no, se escuchan muchas opiniones que te echan para atrás.

  1. El aire acondicionado es malo para la salud. Según falsos mitos el aire que producen estos aparatos es perjudicial para los habitantes de la casa. Pero, a pesar de ello, hoy queremos decirte que, al contrario, pues el aire que se genera en el aire acondicionado puede ser incluso mejor que el ambiente. La calidad del aire que sale es regulada constantemente y contiene un filtro que expulsa una cantidad de aire sano para los seres vivos.
  2. El uso continuado de aire acondicionado te puede resfriar. Esto es como todo, si haces una práctica irresponsable puedes salir perjudicado. Pero esto mismo te pasa si, por ejemplo, te hartas de comer dulces y te sienta mal al estómago. Pues con el aire acondicionado es igual. La clave está en ajustar la temperatura a la óptima en cada ocasión y ubicarlo en el lugar estratégico de la habitación para que llegue a todas partes sin incidir en zonas concretas.
  3. Bajar la temperatura hace que enfríe antes. ¡Error! Es un falso mito muy extendido que queremos desmontar. Con esto lo único que vamos a conseguir es gastar más energía, y, por tanto, más dinero a fin de mes. Lo que enfría es el caudal del aire y no la temperatura en sí misma.
  4. Es mejor apagarlo y encenderlo constantemente. Otra habladuría que no es real del todo. Si vamos a entrar y salir de una habitación por poco tiempo, lo mejor es dejarlo encendido que estar cada 5 minutos apagándolo y encendiéndolo.
  5. Finalmente, queremos apuntar que, a pesar de lo que se dice, el aire acondicionado no seca el ambiente donde está instalado. Aunque la maquina absorba la humedad del aire donde esté ubicado, no hace que se reseque. Los actuales aparatos de aire están avanzando constantemente y cada vez más se ajustan a las necesidades de los usuarios.

Y tú, ¿habías oído hablar de alguno de estos falsos mitos por ahí?

Fuente: habitissimo